El puente que une tu TIERRA y mi CIELO.
Yo creo en MILAGROS y creo en LA VIDA.


miércoles, 27 de octubre de 2010

Los que quieras.




-          Que te pasa ahora? – Le dijo el, cuando ella abrió la puerta con cara de pocos amigos.
-          Tengo mal despertar deberías saberlo.
-          Cierto eres otra mujer por las mañanas! – Dijo en tono burlón.
-          Ahá, que interesante.
-          ¿Por qué siempre estas tan borde?
-          Porque me importas.
-          ¿Eres borde con la gente que te importa?
-          Con la que quiero y con la que importa si! y más cuando esa persona eres tú.
-          ¿Qué pasa conmigo?
-          Que te quiero, no busco, ni quiero para nada enamorarme de ti, pero se que me será imposible por eso mis contestaciones no suelen pasar del si o del no, porque se que si te sigo el rollo me iría de la lengua y te diría todo lo que siento por ti.
-          ¿Y por que no me lo dices sin más?
-          Porque tengo miedo.
-          ¿Miedo? , ¿miedo a que?
-          Ni te imaginas la de veces que me han roto el corazón, o la de veces que he sentido algo por alguien, y esa persona me ha fallado, no quiero volver a pasar por eso, no quiero ponerme en guerra contigo, contigo no.
-          ¿Confías en mi?
-          Sobre todas las cosas.
-          A mi tú me importas.
-          No me quieres, no sientes nada por mi, solo te importo.
-          Me importas.
-          No quiero seguir hablando de esto, ¿me das un beso?
-          Los que quieras.

No le gustaba hablar de cariño, no quería decirle lo que sentía, en el fondo podría apostarte todo lo que quieras a que con solo una sonrisa suya el sabía lo que sentía.
Para el, era como un libro abierto, una mezcla de apatía y de sentimientos, una niña que no quería demostrarle lo que sentía, pero que lo hacía sin darse cuenta.
En el fondo eso era lo que ella quería.

1 comentario:

  1. Precioso como siempre, mee encanta como scribes!

    ResponderEliminar