El puente que une tu TIERRA y mi CIELO.
Yo creo en MILAGROS y creo en LA VIDA.


domingo, 7 de agosto de 2011

Entre los dos.


Ya no existe el morbo de la primera vez en irnos juntos a la cama, ya no esta esa sensación de incomodidad o desconfianza que aparecía cada fin de semana, esas discusiones de los primeros meses se han superado y ese miedo a que de un día para otro te dijera un hasta luego se ha esfumado. Le miro, sentada a su lado, y solo puedo pensar en que se merece ser feliz, es una persona demasiado especial, demasiado importante para mí. Conozco su cuerpo de norte a sur, su risa tonta cuando algo le gusta y su increíble don de sacarme una sonrisa cuando más lo necesito, porque uno no se cae y el otro sigue, porque avanzamos los dos, seguimos la misma ruta, el mismo camino que teníamos previsto, pero juntos, es como si hubiéramos ganado por habernos conocido. Antes mencione que se merecía ser feliz, ahora seré un poco mas egoísta. 
Quiero poder ser yo quien lo haga feliz, con quien sea feliz, quiero ser esa voz que le diga pese a todo "vamos, que puedes, que podemos". No quiero ser el epitome de la pareja de siempre, ser su mejor amiga y a la vez la persona que comparte su día a día en la cama, sorprenderle, salirme de los esquemas, borrar la rutina, echarle una mano, sacarlo adelante cuanto tengas ganas de nada cueste lo que cueste y nunca hacerle caso si me dice  - "estoy bien". 
Siempre se puede estar mejor, y si lo hacemos entre los dos la cosa es más fácil. 
Vamos, que puedes, que podemos. No te lo tomes a mal pero en realidad no quiero que seas feliz. Quiero hacerte feliz:)

martes, 28 de junio de 2011

18+1.


Un 29 de junio de 1992 que caía en lunes a las 10:50, llegué a este mundo.
Hoy mismo hace ya 19 años de eso, he viajado demasiado diría yo, me he equivocado en un centenar de cosas, he hecho daño y me han hecho daño. He conocido a gente verdaderamente maravillosa, que me ha hecho crecer y que hasta el día de hoy aún tengo a mi lado. He cambiado veces y veces hasta poder encontrarme a mi misma, hay a quien no le han gustado estos cambios, pero hazte la pregunta de:  "¿Quien no cambia con la edad?".  He intentado aprender sobre todas las cosas, crecer no es ni ser más fuerte, ni más alto, crecer para mi es ser cada año un poco más parecidos a lo que en verdad somos, es poder llegar lejos, es ser los dueños de nuestros propios sueños, es ver más allá, es ponerle una bandera blanca al corazón.
"El tema es entender que todo va a cambiar, la vida nos hace crecer y sin mirar atrás la niña que se aleja, quizás sea la mujer que espero, para así poder recorrer juntas el camino sin miedo"
Es uno de estos días en los que te despiertas sonriendo y dando, las gracias por doquier, a todos y todas que han estado ahí en algún momento de mi vida, a los que siempre han estado y a los que llegaron hace poco y me han echo ver que son personas que de verdad valen la pena.  GRACIAS por otro año más a mi lado, GRACIAS por haber sabido aceptarme tal y como soy, GRACIAS por aguantarme, GRACIAS por quererme y por estar siempre ahí cuando lo he necesitado, GRACIAS por preocuparte por mi, GRACIAS por darme un abrazo siempre que lo he necesitado, GRACIAS por escucharme, GRACIAS por entenderme, GRACIAS por pensar con el corazón y la cabeza, GRACIAS por sacarme una sonrisa cada día, GRACIAS por daros cuenta cuando estoy mal, GRACIAS por conocerme tanto, GRACIAS por nunca haberme dejado sola, GRACIAS por los dolores de cabeza que me habéis provocado, GRACIAS por defenderme, GRACIAS por cuidarme, GRACIAS por hacer que todo lo malo pasará más rápido, GRACIAS por horas y horas de conversaciones, GRACIAS por todo vuestro tiempo, GRACIAS a todos, GRACIAS a ti por haber querido tenerme contigo y por todo el cariño que has puesto conmigo;) GRACIAS por darme tantas cosas. GRACIAS por todo.

lunes, 20 de junio de 2011

Una dosis de amor.



Espera un momento, mira, escucha, date cuenta de que compartimos el mismo aire y el mismo miedo de fallarnos. Piensa en todas las cosas que levantamos estando juntos, piénsalo, date un minuto para razonar acerca de eso, y otro para darme uno de esos besos que me ponen la piel de gallina.
-          Abre los ojos ¡YA!, venga date prisa ahora mismo.
Río divertida, y le cogio la cara con sus manos para acercarse más a el.
-          Eres idiota verdaderamente idiota.
-          ¿Pero que? Soy yo quien te estaba hablando! – Dijo en tono alterado.
-          Pero ahora soy yo quien ha tomado la palabra, - Pronuncio estas palabras imitando el mismo tono alterado que el había usado anteriormente.
-          Espero que todo lo que me has dicho antes sea verdad, porque si no lo es – Ella le interrumpió.
-          Te quiero, sé que sabes que te quiero, no me esforzaré en discutir porque te darás cuenta tu solito si aún no lo has hecho. No seas tan idiota como para desconfiar de una de las personas a la que más le importas.
-          No soy idiota, solo que – Ella volvió a interrumpirle.
-          Solo que aquí y ahora estamos tu y yo juntos, sabes lo que siento por ti y se lo que sientes por mi, no hables más tonterías, no tiene sentido perder el tiempo que podríamos estar pasando en la cama, hablando de dudas inexistentes.
-          No voy a hablar más de esto, porque me interrumpirás cada dos por tres, cerremos el tema. - Le sonrío
-          Cerremos el tema y vayámonos a la cama que me agotas el amor con tanta conversación.
-          ¿Necesitas una dosis de amor? – Dijo el de modo gracioso.
-          Necesito una doble dosis de amor.

sábado, 14 de mayo de 2011

Algo más por el.


No quiero encontrar la letra pequeña en nuestra historia.
-¿ A que te refieres ?
- Que quiero poder quererte y que me quieras, no que pongas un límite de tiempo, o eches en una tómbola lo que podamos llegar a durar juntos. 
El se río y se acerco aún más a su boca, le acaricio la mejilla derecha y la miro a los ojos, con esa cara de cordero degollado que podía hacer que ella se derritiera en su total plenitud. Miro a su derecha y siguió con la conversación porque sabia que en el segundo menos esperado el la besaría, y permiteme contarte que cuando la besa ya no tiene ganas de hablar de nada. 
- Es enserio una vez ya dijiste lo que pensabas respecto a nuestro estado de espacio-tiempo, y fallaste! , me contaste mil veces que nunca fallabas en esas cosas, pero conmigo te equivocaste, ¿No crees que será por algo?
- No sé a mi también se me hace raro todo esto, pero así estoy bien. 
- Ya... pero no sé, aveces me hubiera gustado conocerte de antes ¿entiendes? me gustaría haber sido tu amiga, pero no una amiga como otra cualquiera, sino de esas amigas en las que supieras que podrías confiar y que se dejarían el alma en ayudarte cuando necesitaras algo, me importarías demasiado y quizás reencarnáramos esa historia en donde la mejor amiga se enamora de sus amigo, aunque sabe que es inalcanzable. 
- ¿Quieres decir que ahora no te importo debido a que he caído en tus redes? Dijo el a carcajadas. 
- No idiota , claro que me importas y en todo este tiempo mucho más de lo que te imaginas. Quiero decir que, bueno que, ¿Lo ves!!? siempre haces que pierda el norte cuando estoy hablando. Dijo ella abalanzándose sobre el. 
Quiso darle un beso, pero ella se aparto. 
- Ei, ei, ei que aún no he acabado contigo señorito !
El se levanto de la cama. Ella le miro con una mueca de indignación, en cuanto a porque se había levantado. Apago la luz, se echo de un golpe a la cama. 
- Ayyy! Ella resoplo un pequeño grito.
- ¿Que te pasa?
-¿Por qué apagas la luz?, Estábamos hablando, y ¿Por qué te tiras así de vez? Sabes que me pone de los nervios!
- Porque estamos jugando a que antes eras mi amiga, y ahora pues digamos que te estas empezando a enamorar de mi y...
Ella comenzó a reírse, levanto sus manos y las coloco alrededor de la cabeza de el. 
- Y ahora digamos que quieres que se extinga la historia de la amiga, para que vallamos directo al grano ¿no?
- Error. Dijo el simulando el sonido de la maquina de juegos. Tu has dicho en palabras textuales "aún no he acabado contigo señorito" , ¿verdadero? o ¿falso?
- Pues si, pero vamos eso no es....
- Ei, ei, ei ¿A que esperas para hacerlo?


Déjame decirte que ya no le quedaron ni palabras, ni sermones, ni ganas de ser su amiga, estaba en el papel que deseaba interpretar, ese en el que el sentía algo mas por ella y ella sentía algo más por el. 

martes, 10 de mayo de 2011

Oc.


Soy una persona que detesta las injusticias, que por mas que me cueste se ponerme en el lugar del otro. A mi me gustan las cosas que no lastimen y que sean de verdad, de todos modos siendo la mala no he llegado hasta aquí. A veces no me cabe en la cabeza como alguien puede llegar a hacer daño sin siquiera conocerte y encima sin ponerse en tu lugar. Nunca he sido partidaria de crear este tipo de historias, pero noto que lo necesito, porque me he cansado ya de quedarme callada, echando gritos a la nada. Me parece verdaderamente rastrero echar el dado al agua sabiendo que puedes salpicar a los demás. No sé quizás nunca podre comprenderlo, me supera el hecho de que te decidas a hacer daño por simple diversión o por ganas de arruinar algo. La pregunta es ¿ A ti te gustaría que te lo hicieran? Solo hace falta que pienses en como te sentirías para que sepas como me siento. No hay mal que dure mil años ni me va la vida en descubrir porque la gente hace lo que hace, lo que sí me gustaría que tengas claro es que jugando sucio, no vas a llegar a ningún lado, es decir, no te sirve ganar. Creo en el dicho de "quien siembra vientos recoge tempestades". Confió en quien tengo a mi lado, así que no perderé mi tiempo en textos como este ni en dedicárselo a aquellas personas que por más que lo lean y lo relean no lograran interpretarlo. Pero dejemosnos de tonterías, no tenemos diez años, ni nuestra vida es un juego, somos todos conscientes  de si hacemos daño o no, somos capaces de encontrar la diferencia entre el bien y el mal. Sinceramente yo no quiero más relatos como este, yo creo que si no estuvierais tan pendientes en hacerle daño al prójimo o en intentar correr para coger los primeros vela para un entierro al que nadie nos ha invitado, podríamos lograr vivir mejor, si solo supierais poneros en el lugar del otro... Seguramente estoy pidiendo demasiado, pedir que la vida te trate bien es como pedir que un toro no te ataque porque eres vegetariano ¿ irónico verdad? Pero ya dejaré de hacerme preguntas y de buscarle pie y cabeza a todo porque esta claro que en este caso NADA lo tiene. Por experiencia propia confío en que todo cae por su propio peso y que tarde o temprano en el camino TODOS acabamos encontrándonos. Hasta hoy he aprendido que lo mejor es hacer oídos sordos y esperar a cuando le toque recoger toda la mierda que ha ido sembrando.
Me mantendré al margen de todo lo que no sea MIO, sinceramente ya no buscaré más respuestas porque mientras hablan y yo estoy feliz con quien quiero y haciendo lo que me gusta como que me da igual un poco de lo que trate el tema.

jueves, 5 de mayo de 2011

Todo ese rollo de hacerte feliz.


5 de mayo de 2011.
No me gustan las fechas, ni los domingos sin ti, nunca me ha gustado hacer balance de las cosas que llevamos hechas o tenemos pensadas hacer, hacer planes siempre ha sido mi fuerte, pero cada cual en su medida, ahora; tú no has sido ningún plan. Ahora es cuando menos quiero mirar atrás, ver todo lo que me costo confiar, todo lo que tuve que cambiar porque quería que esto saliera bien, y la verdad es que no me arrepiento de haber arriesgado. Nunca he sido de esas personas que ponen la mejilla para el puñetazo ¿sabes? Siempre, me he mantenido lejos de aquellas cosas que creía que podían llegar a hacerme daño, si creía, intuía, que el coche al que iba a subir chocaría, ya ni me subía ¿Para que arriesgarme si creía que saldría mal? Lo cierto es que mentiría diciéndote que nunca pensé eso estando contigo, pero quería probar, arriesgarme, algo me decía que detrás de toda esa fachada encontraría a la persona que de verdad había estado buscando todo ese tiempo. Y la encontré, en estos cinco meses, me di cuenta que me gustaba esa persona que eras cuando estabas a mi lado, quizás porque eras tú mismo, y porque yo lograba poco a poco romper ese caparazón que llevabas encima. Es ahora cuando puedo mirarte a la cara y creer en ti, en esto, en todo lo que hemos estado construyendo pieza a pieza. Sinceramente me gustaría seguir todo esto estando contigo, salir adelante de la forma en la que tu me enseñes, en el que yo crea, y viceversa. No me gusta abrirme, nunca me ha gustado demostrar lo que siento a la primera, que los demás me vean débil no es uno de mis puntos fuertes y tú lo sabes, por eso he decidido hacerlo contigo. Haces que todo sea mucho más sencillo, mas divertido, siempre te envidiare por ese don que tienes de “cero preocupaciones”. Vamos iré directamente al grano, lo que yo quiero es hacerte feliz y que me hagas feliz, dar y recibir, ¿entiendes? Sin letras pequeñas ni firmas apresuradas. Dicen que vivir bien y ser feliz es una de las cosas más codiciadas por las personas, ya sabes todo ese rollo de salud, dinero y amor.  Nunca he sido una persona ambiciosa, pero admitiré, que, lo que más codicio yo, es sacarte una sonrisa cada día, ya sabes todo ese rollo de hacerte feliz :) 




Pasaros también por  http://pleasemrpostmanthanks.blogspot.com/  :)

domingo, 24 de abril de 2011

Día a día.



Me gustaría que supieras que no me ando con rodeos, que si te quiero, te quiero.  Que si quiero buscar la aguja en el pajar, solo tienes que dejarme, que al fin y al cabo solo le doy vueltas a las cosas y desemboco en el mismo sitio que siempre, en TI. Porque si hablo de más, porque si meto la pata constantemente, es por que tengo miedo.
El miedo no me gusta, es de cobardes tener miedo, pero hay veces que pienso tan poco que las cosas que me superan, no pongo la mejilla para el puñetazo, y luego acabo haciendo daño a quien menos se lo merece.

Hace tiempo que ella no sabia lo que se sentía al tener miedo, cuando él se le acerca le tiemblan las piernas y su pulso aumenta instintivamente, se pone nerviosa con cada mala cara, y la da vueltas a cada palabra cuando le nota raro.

Él es la persona más segura que quizás nunca haya llegado a conocer, le admira por su instinto y sus ganas de vivir la vida a cada segundo, es la versión masculina de lo que a ella también le gustaría ser. Disfruta, con las decisiones que el toma, son de esas que hacen que ella se sienta segura, protegida, confiada…

-          Debería de agradecerle todo lo que ha cambiado en el y hecho por mi ¿sabes?
-          ¿Y entonces cual es el problema?
-          El problema soy yo, soy paranoica y a veces sin razón alguna comienzo a sacar dudas extrañas, le saco de quicio, discutimos y lo peor es que todo es por terceras personas.
-          ¿Te importa de verdad?
-          Claro que si.
-          A que esperas para darle un beso por minuto, para enredarte en sus sabanas mientras te ríes a carcajadas, para escucharle y abrazarle cuando lo necesite y para demostrarle que cuando estas con el, te sobra el resto del mundo.
-          No sé a que espero. Deseo, quiero e intento hacer que disfrute cada momento conmigo, pero soy tan compleja que tengo miedo …
-          ¿Miedo? ¿A que? El esta contigo, se desvive cada minuto y tu aún dices que tienes miedo, es ridículo.
-          Lo sé y quiero cambiar, por él, por mi, porque se que podría hacerlo. De verdad que lo creo.
-          Entonces que haces aquí aún hablado de los planes que tienes, venga, ponlos en practica. ¿Estas segura de que deberías comenzar, no?
-          Más que segura, es más nunca he estado tan segura de algo como de que quiero hacerle feliz día a día. 

lunes, 18 de abril de 2011

A nuestra manera.



Estoy creando una especie de dependencia hacia ti, no se si es bueno o malo, solo sé que la gente le llama “querer” en idioma vulgar. ¿Querer? Creo que es demasiado poco para llamarle así a lo que estoy comenzando a sentir por ti; para mi querer es sentir, sentir que estas conmigo, que estarás ahí cuando más lo necesite, sentirme querida.
También lo interpreto como saber, saber que puedo confiar en ti, saber que lo que te doy no es en vano, que me lo devolverás al cuadrado, saber que puedo pasarme horas mirándote, saber que te necesito cada día un poco más.
Podríamos decir que es como si estuviera en busca de algo, de alguien, de ver la diferencia entre esa persona que todos conocen y la que yo conozco.
De una forma u otra, sabes que soy diferente y que me gusta hacer las cosas de otro modo, quizá de modos que te sean sumamente desconocidos, pero que te sorprendas al notar que disfrutas con ellos. ¿Lo ves? Disfrutar, ese verbo era el que buscaba para que formara parte de toda esta historia; Quiero que disfrutes y que me hagas disfrutar, que sonrías y viceversa. Quiero poder ser a la que tú también necesites, a la que tú también sientas. Que sepas que ella es la encargada de hacer tu mundo mejor por momentos, la que te indica que estas en el momento indicado y en el lugar apropiado para besarla con todas tus fuerzas.
Perdona, ¿Creo que no he mencionado el verbo “tener” verdad? Bueno he querido dejar lo mejor para el final, ¿ Que, porque es el más importante para el significado del verbo  “Querer”? Porque lo que nosotros tenemos es lo que me hace sentir, saber y buscar algo mucho más allá de lo normal, que me hace conocerte cada día algo más y regalarte una sonrisa cada vez que te veo.
Yo lo veo así, no quiero que sea algo normal, quiero hacerlo a mi manera y a la tuya, a la NUESTRA, que nunca nos ha gustado decir el verbo querer de modo vulgar. 
Así que toma mi mano y probemos a decirla a nuestra manera. 

martes, 12 de abril de 2011

Conmigo.

Que si me pierdo entre tus sabanas me dejes perderme, que si me gusta darte abrazos a cada milésima de segundo, déjame que te los de. Que quiero sacarte la ropa sin impedimentos, entre sonrisas y susurros, quiero hacer de eso algo divertido, que te rías con mis torpezas pero que adores mi naturalidad.  Que me gusta volverte loco de tanto hablar. Déjame pasarme las horas que me de la gana en tu cama, se que tampoco te disgusta que lo haga. Que yo lo que quiero es que me conozcas por completo, que puedo enseñarte muchas cosas más que aun no has visto, que por una proporción dependo de ti, debido a eso quiero sacarte siempre una sonrisa, quiero hacerte reír, porque nunca me han gustado las parejas aburridas pero tampoco los juegos. Lo nuestro ya no lo es, no estamos jugando, no somos niños, tenemos sentimientos, tantas cosas nuevas por hacer… Yo mientras me des la mano y avancemos me encantaría hacer todo eso contigo. Déjame saber que aguantaras mis días malos y te hago saber que yo estaré ahí cuando tengas los tuyos. También quiero que sepas que me has demostrado lo suficiente como para taparme los ojos y cruzar un precipicio guiada por ti, te hago saber que aunque me queje me gustan tus horas tontas y esos besos espontáneos que me das sin previo aviso; me gusta porque es increíblemente tuyo, lo más natural y propio de todo esto, y porque llevas gastándolos  un mes si, otro también conmigo :)

domingo, 10 de abril de 2011

MC.


Nunca he sido partidaria de escribir felicitaciones ni de decirle a alguien todo lo que significa para mi, la verdad es que todo me suena a tópico, más que nada porque hablar o escribir es demasiado fácil, a mi me gustan los retos, quizás por eso me hayas gustado. Sabes que nunca he sido partidaria tampoco de creerme todo lo que dicen, pero era imposible no verte como te describían, lo hacían con tanta precisión, demasiada diría yo. Pero quise probar, te comentaré que también soy partidaria de los casos que dicen estar perdidos. Se que sabrás que me equivoco con frecuencia, creo que contigo metí la pata más de una vez, pero nunca te fuiste, quizás este fuera uno de los hechos que me hacia acercarme cada vez, un poco más, a la persona que yo quería encontrar. Me ha llevado tiempo, esfuerzo, tanto tu, como yo, hemos dejado muchas cosas atrás para amarrarnos a este presente que nos hemos creado con trocitos de lo que esperábamos de cada uno. Yo ya no espero, ya he encontrado a la persona que buscaba, que sabía que estaba allí, pero que no se atrevía a dar la cara por falta de confianza, me he memorizado su cuerpo, sus gestos, se exactamente cuando algo esta bien y cuando esta mal para el, no hace falta que me diga nada, y ahora mismo quizás me costaría mucho despertarme y no verle sonreír. Suma un año más, cuando felicito un cumpleaños siempre suelo poner la edad y un + 1, es una rara costumbre que tengo, no me preguntes un por que. Tampoco me gusta decir felicidades y una carita feliz al final, es que eso ya esta muy visto, yo prefiero hacerlo a mi manera, de todas las formas en las que te puedas imaginar, en las que tú quieras. Siéndote sincera me gusta saber que paso este primer cumpleaños a tu lado, es como sentirse parte de algo, de la vida de alguien. Lo que si me gustaría que supieras, aunque sé que ya te lo he dicho en más de una ocasión, es en que no estamos desaprovechando esto, que me importas quizás aún más de lo que tu te crees. De todos modos prefiero demostrarte todo esto en propia piel, que sepas que no son solo palabras bonitas ni relatos de ficción, que hay algo que yo no puedo ni exagerar ni trasformar son los sentimientos, y no voy a mentir, porque siento algo por ti, pero, no por el que todos conocen, sino con el que yo he descubierto y por el que me he decidido a subirme al trapecio y ¿sabes que?, que no me arrepiento de haberlo hecho, ni mucho menos de seguir haciéndolo. :)

lunes, 4 de abril de 2011

Con lo que yo conozco.



Permíteme contarte que él es quien nunca pensaría encontrarme, siento decirte que no es igual a la imagen que tienes, también puedo contarte que es la persona más sensible cuando esta conmigo, no sé que habrá hecho contigo. "Nunca juzgues a un libro por su portada, aunque este libro haya estado en rebajas"  Pero el no es un libro y nunca ha estado en rebajas, el es lo que yo veo, lo que quiero y lo que me importa. Es por quién he vuelto a arriesgarme, por quién me he decidido a subirme al trapecio. Quizás para ti no sea muy fácil comprenderme, quizás hayas oído muchas cosas, pero no todo es oír, también es ver, saber, conocer... No, para nada estoy diciendo que le conozco de sobra, porque eso no seria verdad, lo que si digo y te puedo afirmar es que con el tiempo le he conocido de verdad, puede que suene a tópico, pero no puedo evitar envolverme en su sonrisa, quedarme prendida en su mirada es todo un vaivén de sensaciones y te juro que podría decirte el lugar indicado dónde se encuentra cada uno de sus lunares. También creo conveniente confesarte que tengo un carácter muy difícil de llevar, soy paranoica, egoísta, infantil y lloro por la más mínima tontería, no siempre me ha dado buenos resultados mi forma de ser en una relación, pero el se dedico a cruzar paso por paso el puente que unía su tierra y mi cielo y llegó. Quizás de por medio se encontró con una persona que no le gustó, la acepto, la acepte yo también, nos incitamos a buscar un equilibro constante, tal vez, en algunos momentos nos desequilibremos por ratos, pero te explicaré que somos como una gráfica de velocidad-tiempo qué cuando aceleramos y le saco de quicio, el me hace volver en si y reafirmamos todo desde el punto 0.
No sé  lo que hayas visto, oído o imaginado acerca de el, que yo no necesito que me cuentes nada, que de tal forma que me se el minuto exacto en el cual se le eriza la piel por mis caricias, o todas las muecas que es capaz de gesticular en su cara. Que igual que me se que cuando se enfada me llama por mi nombre completo, también sé que quiero estar con él, con el que yo conozco, no con el que tú ves.

lunes, 28 de marzo de 2011

Y dame un beso a la salud de los chismosos.


Tenia miedo a lo que podía sacar de ti, no te conocía pero me atreví a probar, he oído tantas cosas diferentes, todas con el mismo fin...
El figuro en su rostro una mueca de incomprensión.


- Si eso era lo que pensabas, ¿por que estás ahora aquí?
- Sabes que si no veo no creo, por eso me decidí a seguir adelante.
- Pero yo no me arrepiento de nada. 
- No te pido que te arrepientas, sino que abras los ojos como un día los abrí yo y te decidas a ser tú. 
-Ya lo hago.
- Conmigo lo haces, ¿por que crees que me importas? porque te conozco, confió en ti, a mi me demuestras en realidad lo que puedes llegar a ser. 
Se quedo mirándola mientras ella hablaba, pronunciaba cada palabra con una seguridad inmensa, directamente llendo al grano. 
- Me importas, de verdad, perdona por echarte a la cara estas cosas, quizás no he podido confiar a la primera, pero viendo lo que has hecho por mi debería de darte las gracias y más.


Sus sonrisas se cruzaron, volvieron a entrelazarse como la primera vez que ella había estado en su cama,  todo comenzó de nuevo, se olvidaron de los demás, de lo que cada uno había tenido antes de conocerse. Ahora se conocían, todo era mutuo, no les hacia falta que nadie les hablara a uno del otro, habían descubierto todo por ellos mismos. 
El ya no habló, no le hacia falta, ella lo había dicho todo. A el solo le hizo falta darle un beso a la salud de los chismosos. 

sábado, 19 de marzo de 2011

Como dijo Groucho (FF)

                                              Camiseta: Bershka, Flada: Zara, Botines:Mango. 


Si no voy a la iglesia no es por no pagar, a esas "buenísimas" personas enviadas por "Alá" y es que prefiero dar mi euro al negro de la rotonda del Media Mark, Y las películas de libros nunca me gustaron....
Corpiño: Zara, Pantalón: Bershka.


Si tú te vas a quedar de brazos cruzados, si te conformas con ser uno mas del rebaño...Estos son mis principios y yo no tengo otros, si intentan manipularme se equivocan de tonta. Os he visto en carteles y en la tele solo un poco, yo prefiero la radio no me mienten tanto.

jueves, 10 de marzo de 2011

Tan suya.


Le gustaba despertarse por las mañanas y observar como el sol se colaba por las rendijas de la persiana de su habitación, estirar los brazos y mirar el despertador antiguo que tenia apoyado en la mesita de noche que estaba alado de su cama. Ese día al despertar abrió inmediatamente la persiana y un sol inmenso de verano inundo su habitación, aunque dado que estaba en el mes de marzo se sentía como si fuera un día de comienzo de verano. Las puntas de su pelo parecían más rubias aun a esas horas de la mañana. Se dejo caer en cama y deseo que en ese momento le gustaría tenerle a su lado para que la abrazara como solo el sabia hacerlo. De pronto le busco, cogió su mano con fuerza mirándole a los ojos y le dirigió hacia el monovolumen rojo que se hallaba aparcado al otro lado de la acera, el no decía nada, solo la miraba atontado debido a todas las emociones que ella expresaba en milésimas de segundos. Ella le miro y sonrió para sus adentros, era maravilloso verle a el a esas horas de la mañana, sus ojos parecían de un marrón más claro y mucho más brillante cuando el sol le daba de frente, y le encantaba esa arruga que se le formaba en la frente cuando ponía la mano para defenderse del sol. Puso el coche en marcha y ella comenzó a buscar una de sus típicas canciones en el radiocasete del coche. Aparcó el coche cerca de un descampado con vistas preciosas al mar, el viento azotaba con fuerza pero no tenía frío. Bajaron y se dirigieron hacia una de las vistas, le abrazo por detrás y le dio un beso en la mejilla.
-          ¿No te parece precioso? -Le dijo ella girándose y poniéndose cara a cara hacia el.
No contesto, prefirió darle un beso. Ella lo guío hasta la playa y no dejo de sonreírle, con esa sonrisa que podía hacer que te quedaras mirándola horas y horas con cara de bobo, era todo tan natural, solo de ella se podían esperar esas cosas, esos arrebatos que le daban de vez en cuando, que si  le cogía la mano sin hablar y le sonreía el ya sabía que lo que venia después era algo verdaderamente increíble y fuera de su rutina. Y allí, en ese mismo instante se dio cuenta de cómo le miraba, no podía mirarlo así, sabia que empezaba a quererle, pero cuando él se encontraba cerca era imposible hacerla pensar en otra cosa. Coloco la manta azul en la arena y la invito a tumbarse con el, el sol ya se escondía pero ellos ni siquiera habían notado el paso de las horas, se envolvían en besos y abrazos, en caricias, en sonrisas…
Un tono de llamada sonaba al fondo de la escena, cada vez se hacia mas fuerte, la sobresalto. Alzo la mano para coger el móvil que se encontraba en la mesilla de noche.
-          ¿Si?
-          Dónde estas llevo esperando casi 15 minutos.
-          ¿Que? – Su cuerpo se había establecido pero su cerebro aun seguía en aquella playa.
-          ¿Te quedaste dormida verdad? ¡Venga estoy aquí abajo! espero dentro del coche. – Colgó
-          Se apresuro a mirar por la ventana y allí se encontraba aparcado el monovolumen rojo. Sonrío y le hizo un gesto de saludo.

Al bajar por las escaleras aún podía percibir el olor a playa, los rayos de sol en su pelo, el clima calido y a la vez frío que sintió al bajar del coche, la arena casi blanca debajo de sus pies. 

martes, 1 de marzo de 2011

Las chicas sin suerte.

 


Las chicas sin suerte nunca somos amadas y como no somos amadas, las chicas sin suerte tenemos que hacer algo para que nos amen.
Hay chicas que son amadas con solo existir. Otras tenemos que remar y remar para que nos miren un poco. Yo me cansé, me cansé de remar para que me mires.
(C.A.OFF Chicas sin suerte)


No soy una chica fácil sabes? No me enamoro a la primera y mucho menos confío en una persona que conozco de hace dos días. No me gustan los cuentos de hadas y no creo en el príncipe azul que te viene a rescatar cuando estas en peligro. No me gustan las cosas empalagosas y tampoco se decir te quiero con tanta facilidad como algunas personas lo hacen. No soy buena amante y creo que no completo el prototipo de ningún hombre. Nadie se pone en mi piel ¿no? Nadie cambiaria su perfecta vida por vivir la mía durante un día, no , no digo que mi vida sea mala, al contrario no podría quejarme de nada material. Pero hace tiempo que lo material me ha dejado de importar, hace tiempo que llevo viendo las cosas desde otra perspectiva. Creo que pocas personas me conocen de verdad, tampoco vivo pendiente de quien me conoce más y quien menos, lo que se con certeza es que nadie podría llegar a sentir lo que a veces siento yo. No hablo de un malestar físico ni de no salir porque estamos tristes. Hablo de algo mental, físico, que duele, que por más leve que parezca ni te imaginas lo que es sentir eso. Da igual, se que ni a la mitad de la gente que lea esto le importará. Tampoco soy partidaria que contar toda mi vida con pelos y señales. Si me dices adiós una vez no creas que cuando quieras volver estaré esperándote con los brazos abiertos, siempre he dicho que no quiero ser una muñequita más de ese medio de plástico. Hay veces que me gustaría desaparecer ¿sabes? Como quitarme de este mundo y ver como marcharían las cosas sin mi. Pero eso seria de cobardes, a mi la suerte no me quiere atender y no es porque no le insista, me siento en su sala de espera las 24 horas del día, pero no esta, nunca asoma la cabeza por esa puerta blanca para decirme que mi turno ha llegado.
Quizás se haya ido de vacaciones, algún día regresará y con ella quizás regresen mis ganas de cambiar de perspectiva. 

martes, 22 de febrero de 2011

Cuando menos me lo espere.

Alguien que me arrope cuando tenga frío, alguien que me ponga de los nervios pero sepa calmarme con un beso, alguien que se pase más de tres horas hablando conmigo en su coche, en medio de un descampado, que se pare a conocer, que se ria cuando le pongo nervioso, que nos veamos y ya no tengamos cosas que contarnos, que improvisemos en la marcha, que demos buenos tratos y recibamos buenos tratos, que cuando me sonría me haga ver el mundo un poco mejor. Y por más que no quiera, que le quiera cuando menos me lo espere.

Cuando alguien quiere a alguien ya hay un trato es decir yo te voy a tratar bien porque tú me vas a tratar bien. 

(C.A off Malos tratos).

domingo, 20 de febrero de 2011

Tu tiempo, tu cama y tu cuerpo.

Era castaña con las puntas del pelo rubias casi blancas, tenia unos grandes y expresivos ojos marrones y sus pestañas llegaban a acariciar sus cejas. No era muy alta pero con tacones llegaba al 1.70, tenia una sonrisa que era capaz de dejarte encandilado mirándola, embobado por horas, a veces parecía una niña de 5 años a la que había que consentirle todo, simplemente porque cuando la mirabas la reacción era automática, otras podía ponerse tan seria o tan irritante que no podías ni aguantarla un minuto a tu lado.  A pesar de todo era increíblemente suya, tuya, pasabais mas horas en la cama que en la calle, conocía de memoria cada parte de tu cuerpo, estaba mas acostumbrada a la rutina contigo que le seria bastante difícil romperla, le gustaba tumbarse en esos sofás y mirarte a los ojos, se pondría tatuajes para que durante el tiempo se fueran pegando en tu piel y así poder recordarla con más claridad. Si te dejaras más, estoy segura de que descubrirías más cosas en ella, especiales, raras. Ella solo entendía de descubrimientos, de un paso más allá, de hacerte reír, de quitarse la ropa hasta antes de llegar a la cama, de quitarte la mayor parte de la manta en señal de fastidio, de levantar la ceja cuando no estaba convencida de algo, de reunir el mayor numero de besos tuyos en una milésima de segundo… Porque ahora comparte las horas de su vida a tu lado, en tu cama, contigo, porque te enredas en el largo de sus pestañas, porque sus piernas se entrelazan con las tuyas cuando te abraza en ese sofá, porque su pelo acaricia tu piel cuando se tumba a tu lado…
Porque ha memorizado tu cuerpo, como quien memoriza una pregunta de un examen final. Si tuviera que hacer ese examen sacaría un diez, y hasta se merecería una matricula de honor. 
¿Que en qué asignaturas? En la de tu tiempo, tu cama y tu cuerpo. 

lunes, 7 de febrero de 2011

Delante de tus narices.


 Cuando llega un momento en el que te acostumbras a una persona ¿significa que le quieres? ¿que te importa? ¿que te es imprescindible?. Yo no me acostumbro rápido, ni me moldeo a las formas de nadie, siempre he dicho que no quiero ser una muñequita más de este medio. No se querer, los sentimientos para mi no son algo que alguien saca cuando le da la gana, sino algo que aparece y sale cuando menos te lo esperas. Las relaciones no son mi fuerte, prefiero vivir de NO relaciones, no confió fácilmente y me cuesta demostrar lo que llevo dentro. Nadie es imprescindible, por mucho que lo digamos, todos podemos seguir adelante si algo nos falta, es cuestión de saber levantarse, de tener la confianza y las ganas suficientes de ponerle el pecho a la vida y una bandera blanca al corazón. Decir que alguien es imprescindible en tu vida es menospreciar todas aquellas cosas que son tan importantes, esas cosas que hacen que sigamos vivos, que nos sintamos vivos. Entre esas cosas también esta el, que es como el aceite y el agua, como el blanco y el negro, como la lluvia en un día de sol. Llega de repente sin previo aviso y empieza a formar parte de tu día a día, hace que te acostumbres y que empieces a mirarlo de esa manera en la que no te esperabas volver a mirar a alguien. Te hace poner los pies en la tierra, abrir los ojos y darte cuenta de que sabes lo quieres. Porque ahora si, porque por más que el te diga muchas veces que no lo sabes, esta ahí, enfrente tuyo, mirándote a los ojos y desatando una ola de sentimientos por dentro. Es cuando te das cuenta de que esta equivocado, porque tu sabes que lo que quieres esta delante de tus propias narices. 

miércoles, 2 de febrero de 2011

A todo.


Pero si con solo mirarle a los ojos su mundo se detiene, que cuando la abraza desea con todas sus fuerzas que nunca le suelte, Que quiere que …
Ella se río haciendo una mueca de insatisfacción.
-          ¿Me vas a interrumpir más veces?
-          Es que no se porque me lees estas cosas si sabes que no me gusta la gente empalagosa ni los momentos románticos.
-          ¿Estas segura? Dijo el acercándose a ella para besarla.
-          No empieces, que luego me encariñaré y ya verás lo que pasara.
-          No me preocupa el que pasara, me importa el que esta pasando ahora.
-          No puedes hacer esto así, me pareces asquerosamente irresistible y adorable luego no me pidas que no me acostumbre a ti o que no te empiece a querer. – Y se dio la vuelta para marcharse cuesta arriba.
-          Espera un momento. Cariño. –Ella se giro de mala gana y el sonrío.
-          ¿Qué pasa ahora? Y no me llames cariño que me acostumbro aún más.
-          Tienes mis llaves, solo era eso. –Desconcertada por la forma en que se lo dijo agacho la cabeza y abrió el bolso para dárselas.
El se acerco de repente y la miro a los ojos, cogio las llaves y le sonrío de nuevo.
-          Eres asquerosamente adorable ¿lo sabias? Le dijo ella acercándose a sus labios.
No le contesto, le sobro tiempo para comenzar a besarla en esa calle desierta.


Quizás y solo en este caso los besos se tomen como respuestas a todo. 

miércoles, 26 de enero de 2011

Ven.


Ven, pasemos un día entero en la cama, desgastémonos a besos, haz que esto sea como un juego de niños y no tan niños. Dame algo de épica porque la necesito para sentirme equilibrada, haz que me estremezca cada vez que me acaricies, grítame cada vez que te saque tu casillas, porque se que suelo hacerlo con frecuencia. Llévame la contraria necesito a alguien que me ponga los puntos. Quítame la ropa que no te guste, me vestiría mal todos los días. Conmigo no todo es tan fácil, llámame frígida, pero dime cuando tu temperatura corporal llegué al cien por ciento, haz que no te quiera, que te quiera y que te odie por momentos. Que tus besos me creen adicción. ¿Y que te parece si jugamos a las NO relaciones?. Venga, ven, dame un beso, quítame la ropa y comencemos esta no relación.

miércoles, 19 de enero de 2011

Bonito mío, Bonita mía.

 Estaba tumbada boca abajo, en una pose que a simple vista parecería complicada, el sol entraba por los diminutos agujeros de la persiana haciendo que su tez morena brillara más aun, su flequillo recto despeinado y esa flor en el pelo que estaba un poco chueca de tantas vueltas que había dado con el en esa cama la noche anterior. Llevaba una camiseta de el, larga, hasta arriba de las rodillas y medias negras hasta estas mismas. Estaba destapada, hasta si estaba dentro de las sabanas pedía libertad, a pesar de estar en enero parecía un día de verano como otro cualquiera. El no pudo evitar pararse y solo mirarla desde la puerta de esa habitación, le parecía tan dulce, por fin alguien había podido domar a esa rebelde de la que decían que cero casos de relaciones se le habían adjudicado. Era rebelde, mal hablada, provocadora, la muñeca brava del siglo XXI, una Lolita en tiempos violentos por así decirlo. No podía evitar sonreír al verla así, quizás eso era lo que le había llamado la atención de ella, esa frescura, esa nueva forma de pensar. El era responsable, ordenado, tenia sed de vivir la vida a cada instante, su pelo castaño oscuro también despeinado parecía un poco más claro dentro de aquella habitación, llevaba unos vaqueros desgastados y sostenía un café en su mano derecha. Se acerco a ella y le dio un beso, abrió los ojos.
-          Buenos días.- Dijo estirándose y le respondió el beso.
-          ¿Café bonita?
-          Que atento te veo y gracias. – El, Tenia una sonrisa preciosa por las mañanas, eso era lo que primero que le llamaba la atención.  
Se sentó cara a ella en esa cama de matrimonio que parecía vieja y desgastada, pero aún resistía, vamos, y tanto si resistía, habían estado una noche entera probando si era resistente.
-          Nunca te han dicho que por las mañanas eres adorable.
-          ¿Solo por las mañanas? – Se rió. – Sabes, me encanta como te esfuerzas en mentirme con ese tipo de piropos, bonito mío.
-          ¿Y quien te dijo que era un piropo bonita mía? – Como era de costumbre los dos se miraron a los ojos y empezaron a reírse.
-          ¿Por qué te empeñas en ocultar esta faceta tuya?, siempre pones la de niña difícil y dura a la que no le importa ni un poco este tipo de cosas. – Más serio ahora, pero aún así la forma en la que se lo decía le daba un no se qué, que le hacia sonreír.
-          No es una pose, es un escudo, un caparazón, no quiero ser otra muñequita de plástico en este mundo, ni para ti, ni para nadie.
-          ¿No crees que necesitarías un poco de confianza en ti misma?
-          Ella se hizo una coleta con su pelo alborotado y le dirigió una mirada, no me conoces tanto para decirme lo que necesito. ¿No crees?
-          Pues déjame conocerte, déjame conocer cada pro y cada contra, me gustaría ver como te vuelves loca de celos y también como te deprimes por las cosas mas cotidianas. – Le tomo de la mano. – Enserio, aceptaría ese reto.
-          Bueno estaba equivocada, hay algo que si sabes que necesito. – Comento ella acercándose a sus labios.
-          El se aparto,  - ¿Y es?
-          Llevo sus manos alrededor de su cuello y se acerco aún más. - A ti. No digo que seas indispensable porque seria menospreciar a todo lo que en verdad es indispensable, pero me gusta tenerte, me gusta saber que estas ahí.
-          ¿Seguimos con tu forma de no querer explicarte bien cuando se habla de estos temas? – La tomo por la cintura y le miro a los ojos con esa expresión que sabia que a ella tanto le gustaba pero a la vez la sacaba de sus casillas.
-          Basta ya. – He dicho todo lo que tenia que decir por hoy, el espectáculo se ha acabado – Dijo ella, riendo.
-          Pues tendré que estar más días a tu lado para ver como sigue el espectáculo.

¿Sabes esos programas del corazón que cuando se acaba el horario, ellos siguen grabando? Pues ellos hicieron el making off y siguieron con la función debajo de las sabanas. 

lunes, 17 de enero de 2011

Y hubo lunas sin dormir.

Es tan diferente, tan nuevo, tan… no sabría como explicártelo. – Decía ella mientras a oscuras intentaba encender un cigarro.
-          Para ya! Te he dicho que no me gusta que fumes.
-          Pero estoy nerviosa y necesito un cigarro.
-          Tú siempre estas nerviosa. – Dijo el dándole la espalda.
-          Tú me pones nerviosa.
-          ¿Solo nerviosa? – Giro la cabeza y le sonrío.
Ella le abrazo y empezó a mirarle fijamente a los ojos.
-          Que te pasa?
-          Que no tenemos ninguna relación.
-          No empecemos con rodeos dime lo que quieres decirme.
-          Que esto no es una relación, es una no relación, ¿lo entiendes así?
-          No.
-          Quiero decir que yo no trataría a todos como te trato a ti. Y es que no puedo quererte, ni hoy ni mañana ni nunca.
-          Me estoy perdiendo un poco, ¿quieres dejarlo?
-          ¿La no relación?
Se miraron y se empezaron a reír a carcajadas, ella entrelazo su mano con la de el después de un beso y le volvió a mirar a los ojos.
-          ¿Esa cara es la que la misma que pones a todas?
-          No. Solo a ti.
-          Que bien mientes. – Volvieron a reírse. – El hecho es que no quiero quererte, pero se que te querré, no querer de que serás el amor de mi vida, en tan poco tiempo enamorarme seria imposible pero me acostumbro a ti, a tus diferencias, no sé quizás te suene raro pero quería que lo supieras.
-          Sabes que siempre puedes decirme lo que pienses, cuanto más directa seas mejor.  ¿A que estábamos?
-          A que me gustaría que me dieras un beso.
Y volvieron a entrelazar sus manos.